Marcel mauss ensayo sobre el don descargar

Seguridad confirmada : Panda Internet Security
Versión 2.50.44
Fecha del archivo 30.08.2019
Tamaño 131 Mb
Categoría Los navegadores
Autor de la descarga joshi
Plataforma Multi
Idioma de la interfaz Español, Inglés
Licencia Free

Pero los dos significados de potlatch don y alimento no son excluyentes, pues aqu la forma esencial de la prestacin es alimentaria, al menos en decsargar. Paloma Gracia Alonso. Ingresado: 19 de Julio de Enviado por mianpipo. Creemos que el tipo ms puro de dichas ins- tituciones est representado por la alianza de dos fratras en las tribus australianas o norteamericanas en general, donde los ritos, objetos deseados frente a esas pilas. Guardar Guardar marcel-mauss-ensayo-sobre-el-don. La idea de e Se supone que cada uno debe ofrecer su von o sus regalos como si stos nunca le fueran a ser devueltos.

Resumen del Libro

Descubra todo lo que Scribd tiene para ofrecer, incluyendo libros y audiolibros de importantes editoriales. Don y potlatch. El presente hecho a los hombres y el presente hecho a los dioses Otra observacin sobre la limosna. Reglas de la generosidad. Conclusin de sociologa general y de moral. Los eruditos doj estn familiarizados con este rasgo de su antigedad nacional. Sin embargo, hemos decidido no emplearla y traducir la versin que Mauss incorpora al texto para que las notas a pie de pgina no pierdan sentido N.

Por el contrario, la traduccin de Cahen es literal. La expresin es ambigua nos escribe, algunos comprenden: al que recibir no le fuera agradable, otros interpretan: al que recibir un regalo no implicara la obligacin de devolverlo. Yo me inclino, naturalmente, esnayo la segunda explicacin. Pese a nuestro desconocimiento del nrdico antiguo, nos permitimos otra interpretacin. Evidentemente, la expresin corresponde a una antigua mxima que deba ser algo as como recibir es recibido.

Si admitimos esto, el verso aludira a ese estado de nimo en el que se encuentran el visitante y el visitado. Se supone que cada uno debe ofrecer su hospitalidad o sus regalos como si stos nunca le fueran a ser devueltos. Sin embargo, cada uno acepta de todos modos los regalos del visitante o las contraprestaciones del anfitrin, puesto que son bienes, y tambin una manera de reforzar el contrato del que son parte integrante.

Incluso, nos parece que en estas estrofas se puede detectar descargag parte ms antigua. Todas tienen la misma estructura, curiosa y clara. Es una verdadera coleccin de refranes.

Ese proverbio o regla est rodeado de un comentario que lo desarrolla. Por lo tanto, se trata aqu no slo de una forma de derecho muy antigua, sino incluso de una forma muy antigua de literatura.

Pero un cobarde le teme a todo; el avaro siempre teme a los regalos. Un regalo dado siempre espera un regalo a cambio. Ms vale no entregar una ofrenda que gastar demasiado en ella. Ya vemos, pues, cul es el tema. En la civilizacin escandinava y en muchas otras, los descqrgar marcel mauss ensayo sobre el don descargar los contratos siempre se realizan en forma de regalos, tericamente voluntarios, pero, en realidad, entregados y devueltos por obligacin.

Este trabajo es un fragmento de estudios ms vastos. Desde hace ya varios aos, hemos centrado nuestra atencin al mismo tiempo en el rgimen del derecho contractual y en el sistema de las prestaciones econmicas entre las diversas secciones o subgru- pos que componen las llamadas sociedades primitivas y tambin las que podramos llamar arcaicas.

En ellas hay gran cantidad de hechos, ellos mismos muy complejos. Todo est mezclado, todo lo que constituye la vida social de las sociedades que pre- cedieron a las ron, hasta las de la protohistoria. En esos fenmenos sociales totales, como proponemos jarcel, se expresa a la vez y de un golpe todo tipo de instituciones: religio- sas, jurdicas y morales que, al mismo tiempo, marcel mauss ensayo sobre el don descargar polticas y familiares; econmicas y stas suponen formas particulares de la produccin y el consumo o, ms bien, de la prestacin y la distribucin; sin contar los fenmenos estticos a los que con- ducen esos hechos y los fenmenos morfolgicos que manifies- tan tales instituciones.

Incluso, aunque indicaremos con precisin todos los diversos principios que han dado ese aspecto a una forma necesaria del intercambio es decir, de la propia divisin del trabajo social, slo estudiaremos en profundidad uno de todos esos principios. Cul es la regla de derecho y de inters que hace que, en las socie- dades de tipo primitivo o arcaico, el presente recibido mquss devuelva obligatoriamente?

Qu fuerza hay en la cosa que se da que hace que el donatario la devuelva? Espera- mos poder brindar, mediante una cantidad bastante grande de hechos, una respuesta a esta cuestin precisa y mostrar en qu direccin puede orientarse el estudio de cuestiones vinculadas. Tambin veremos ensayyo qu nuevos problemas nos enfrentamos: unos conciernen a una forma permanente de la moral contrac- tual, a saber, la manera en que en la actualidad enzayo derecho de las cosas sigue estando ligado al derecho de las personas; otros con- ciernen a las formas y a las ideas que siempre han presidido, al menos en parte, el intercambio y que, an hoy, complementan en parte la nocin de inters individual.

As pues, alcanzaremos un doble objetivo. Por un lado, llegare- mos a conclusiones de cierto modo arqueolgicas sobre la na- turaleza de las transacciones humanas en las sociedades que nos rodean o inmediatamente anteriores a la nuestra.

Veremos en ellas la existencia del mercado antes de la institucin de los merca- deres y antes de su principal invento, la moneda propiamente dicha: cmo funcionaba antes de que se encontraran las formas que podemos llamar modernas semtica, helnica, helenstica y romana del contrato y de la venta, por un lado, y de la moneda acuada, por otro.

Estudiaremos la moral y la economa que intervienen en esas transacciones. Y como observaremos que esa moral y esa economa an funcionan en marcel mauss ensayo sobre el don descargar sociedades de manera constante y, por as decirlo, subyacente, como creemos haber marcel mauss ensayo sobre el don descargar aqu una de marcel mauss ensayo sobre el don descargar rocas humanas sobre las que estn construidas nuestras sociedades, podremos deducir algunas conclusiones morales sobre algunos problemas planteados por la crisis de nuestro derecho y la crisis de nuestra economa, y all nos detendremos.

Estas pginas de historia social, de sociologa terica, de con- clusiones de moral, de prctica poltica y econmica no nos llevan, en el fondo, ms que a plantearnos una vez ms, bajo nuevas formas, cuestiones antiguas pero siempre renovadas. Hemos seguido un mtodo de comparacin precisa. Primero, como siempre, slo hemos estudiado nuestro tema en reas determinadas y escogidas: Polinesia, Melanesia, noroeste de Amrica del Norte, as como algunos derechos muy significati- vos.

A continuacin, como es natural, slo hemos escogido de- rechos mauuss, gracias a los documentos marcell al trabajo filolgico, nos brindaban acceso a la conciencia de las propias sociedades, pues aqu se trata de trminos y de nociones; esto restringa aun ms el campo de nuestras comparaciones. Por ltimo, cada estudio se ha centrado en sistemas que nos hemos limitado a marcel mauss ensayo sobre el don descargar, uno tras otro, en su integridad; renunciamos, pues, a una com- paracin constante donde todo se mezcla y donde las institu- ciones pierden su color local y los documentos, su sabor.

El presente trabajo forma parte de la serie de investigaciones que Davy y yo llevamos a cabo desde hace mucho tiempo sobre las formas arcaicas del contrato. No parece que haya existido nunca, ni en una poca cercana a la nuestra, ni en las mal llamadas sociedades primitivas o in- feriores, descargqr que se parezca a lo que se denomina Economa. En las economas y los derechos anteriores a los nuestros, nunca se observan, por as decirlo, simples intercambios de bienes, ri- quezas y productos en un comercio llevado a cabo entre indivi- duos.

Ante skbre, no son los individuos, sino las colectividades las que se comprometen unas con otras, las que intercambian y asumen contratos. Entre los kakadu, del territorio norte, existe una tercera ceremonia fnebre despus del segundo entierro. Durante esa ceremonia, los hombres proceden a una especie de investigacin policial para determinar, al menos de forma ficticia, quin fue el autor de la muerte por maleficio.

Pero al contrario de lo que en ,auss mayora de las tribus australianas sucede despus, no se lleva a cabo ninguna venganza.

Los hombres se contentan con juntar sus lanzas y determinar lo que pedirn a cambio. Al da siguiente, se llevan esas lanzas a otra tribu, la de los umoriu, por ejemplo, en cuyo asentamiento las personas comprenden perfectamente el objetivo del envo. All, las lanzas son dispuestas en pilas segn sus propietarios.

Intercambian, ante todo, cortesas, festines, ritos, colabo- racin militar, mujeres, nios, danzas, fiestas, ferias en las que el mercado no es ms que uno de los momentos y la circulacin de las riquezas no es ms que uno de los trminos de un contrato mucho ms general y mucho ms permanente.

Por ltimo, esas prestaciones y contraprestaciones se realizan de forma ms bien voluntaria, a travs de presentes o regalos, aunque en el fondo sean rigurosamente obligatorias, a riesgo de desatarse una guerra privada o pblica. Proponemos denominar todo esto sistema de prestaciones totales.

Creemos que el tipo ms puro de dichas ins- tituciones est representado por la alianza de dos fratras en las tribus australianas o norteamericanas en general, donde los ritos. Sir Baldwin menciona que esos objetos podrn intercambiarse de nuevo por lanzas, descarggar que no comprendemos muy bien. Pero a su marcel mauss ensayo sobre el don descargar, a l le resulta difcil comprender la conexin entre esos funerales y esos desxargar y agrega que los nativos no tienen idea.

Sin embargo, esta costumbre es fcil de entender: de cierta forma, es un pacto jurdico usual que remplaza la venganza y que da origen a un mercado intertribal. Ese intercambio de cosas es, al mismo tiempo, un intercambio de prendas de paz y de dsscargar en el duelo, como suele suceder en Australia entre clanes de familias asociadas y aliadas por matrimonio.

La nica esayo es que, esta vez, el uso se ha vuelto intertribal. Todo el fragmento se ve influido por el estado de derecho que vamos a describir. Los temas del presente, la riqueza, el matrimonio, el honor, el favor, la alianza, la comida comn y la bebida dedicada, incluso el de los celos que suscita el casamiento, estn representados por palabras expresivas y dignas de comentarios.

Los juegos, por ejemplo, estn muy en particular regidos por ellas. Proponemos llamarla potlatch, como lo hacen de hecho los autores estadounidenses que emplean este nombre chinook que ha pasado a formar parte del lenguaje corriente de los blancos y los indios desde Vancouver hasta Alaska. Potlatch significa esencialmente alimentar, consumir. Sin embargo, no nos parece que el sentido propuesto sea el original. Pero los dos significados de potlatch don y alimento no son excluyentes, pues aqu la forma esencial de la prestacin es alimentaria, al menos en teora.

Acerca fnsayo esos significados, vanse ms adelante, pp. Se llega hasta la ba- talla, hasta el asesinato de los jefes y los nobles que se enfrentan de esa manera. Existe una prestacin total porque es todo el clan el que contrae un contrato para todos, por todo lo que posee y por todo lo que hace, por intermedio de su jefe. El aspecto religioso y el econmico no son menos esenciales y no deben tratarse con decargar profundidad.

En efecto, la naturaleza religiosa de las personas implicadas y de las cosas intercambiadas o destruidas no son indiferentes a la naturaleza misma de los contratos, al igual que los valores que se les otorgan. El jefe dice en particular: Pues no ser en mi nombre. Ser en vuestro nombre y os volveris famosos entre las tribus cuando se diga que dais vuestra propiedad para un potlatch ibid.

Es esencialmente usuraria y suntuaria y, ante todo, se asiste a una lucha de los nobles para determinar una jerarqua entre ellos de la que, con posterioridad, se beneficia su clan. Proponemos reservar el nombre de potlatch para esa clase de institucin, que podramos llamar, con menos riesgo y con ma- yor precisin, pero tambin de un modo ms largo: prestaciones totales de tipo agonstico. En particular, hay que considerar el asking Festival de los esquimales de Alaska como algo distinto que un prstamo a las tribus indgenas vecinas: cf.

Hemos detectado este tipo de formas intermedias en el mundo indoeuropeo antiguo, en particular entre los tracios. Evidentemente, marcsl ms importante de esos meca- nismos espirituales es aquel que obliga a devolver el presente recibido.

Ahora bien, en la Polinesia, la razn moral y religiosa de esa marcel mauss ensayo sobre el don descargar es ms clara que en cualquier otro lugar.

Si se la estudia en particular, se ver con claridad cul es la fuerza que impulsa a devolver una cosa recibida y, en general, a ejecutar los contratos reales. Comience la prueba gratis Cancele en cualquier momento. Cargado por Txavo Hesiaren. Compartir este documento Compartir o incrustar documentos Opciones para compartir Compartir en Facebook, abre una nueva ventana Facebook.

Denunciar este documento. Descargar ahora. Guardar Guardar marcel-mauss-ensayo-sobre-el-don. Carrusel anterior Carrusel siguiente. Mauss, M. Buscar dentro del documento. Creemos que el tipo ms puro de dichas ins- tituciones est representado por la alianza de dos fratras en las tribus australianas o norteamericanas en general, donde los ritos, objetos deseados frente a esas pilas.

Documentos similares a marcel-mauss-ensayo-sobre-el-don. Gabriel Vernola. Dante Chocce Flores. Victor Guarda Hermosilla.